ALIMENTACION EQUILIBRADA

ALIMENTACION EQUILIBRADA

child-818432_640Es sumamente importante el inicio inmediato de la lactancia materna en la primera hora de vida del recién nacido y mantenerla de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Alrededor de ese período, las necesidades de energía y nutrientes del lactante empiezan a ser superiores a lo que puede aportar la leche materna, por lo que se hace necesario comenzar con una alimentación complementaria.

Empezar con pequeñas cantidades de alimentos y aumentarlas gradualmente a medida que el niño va creciendo. Ir regulando de a poco la consistencia y variedad de los alimentos.

Para garantizar hábitos saludables en el futuro, es necesario comenzar con una nutrición adecuada desde las primeras comidas. La incorporación de verduras, frutas y cereales es necesaria para garantizar una buena nutrición. Con el tiempo, se podrá ir aumentando el número de comidas: dos a tres veces al día para los lactantes de 6 a 8 meses, y tres a cuatro veces al día para los niños de 9 a 23 meses, con uno o dos refrigerios adicionales si fuera necesario. Se recomienda seguir con la lactancia materna a demanda, con tomas frecuentes, hasta los dos años o más.

Factores que influyen para un buen desarrollo

El clima durante la comida debe ser agradable, relajado e interesante para el niño. Es indispensable evitar discusiones y problemas para que el bebé no lo relacione con momentos de tensión familiar, ya que pueden generar problemas alimenticios en estos primeros meses.

Desde los 8 meses, se debe incorporar una porción de proteínas (generalmente, huevo o carne, aunque no son las únicas alternativas) que cubrirá las demandas de hierro. Es recomendable consumirla junto a verduras y frutas con vitamina C para favorecer la absorción.

2019-01-17T22:15:29+00:00